LAS 2001 NOCHES ÍNDICE NÚMERO 48

EDITORIAL

GIOCCONDA BELLI

HALLAZGO

RAMÓN DE GARCIASOL

NOTAS DE DIRECCIÓN

EMBESTIDA A MI HOMBRO..

JOSÉ GERARDO MANRIQUE

ARENGA A LAS ROSAS...

RAÚL GUSTAVO AGUIRRE

VICENTE ALEIXANDRE

DESNUDA APENAS

ASOCIACIÓN PABLO MENASSA

PARA VIVIR

LA FRONTERA

LA CÓPULA

MIGUEL OSCAR MENASSA

EN EL BORDE

MANUEL ALTOLAGUIRRE

CARLOS MURCIANO

CUANDO ELLA PONIA...

JACQUES PRÉVERT

AMOR OSCURO

MOMENTO

LLEGUÉ EN PLENO ....

BÁRBARA

DÁMASO ALONSO

RAFAEL MONTESINOS

POESÍA ACTUAL

OLIVERIO GIRONDO

AMOR

SONETO DE ADÁN Y EVA

EN EL INTENTO

ESPANTAJÁJAROS 23

ORACIÓN POR LA ....

JORGE GULLÉN

MUJER

CARILDA OLIVER LABRA

FRANCISCO DE QUEVEDO

SUSANA Y LOS VIEJOS

SOCIOS DE HONOR

TE MANDO AHORA .......

AMANTE, AGRADECIDO..

FEDERICO GARCÍA LORCA

PSICOANÁLISIS PARA TODOS

GONZALO ROJAS

CARMEN CONDE

GACELA DEL AMOR ....

MUJERES ESCRITORAS

LA PALABRA PLACER

OFRECIMIENTO

CASIDA DE LA MUJER ...

FINALISTAS PREMIO 

A BAILAR, A BAILAR 
QUE LA VIDA E VA

EDITORIAL

AMOR, MUNDO EN PELIGRO

Hay que tener cuidado,
mucho cuidado: el mundo
está muy débil, hoy,
y este día es el punto
más frágil de la vida.
Ni siquiera me atrevo
a pronunciar el nombre,
por si mi voz rompiera
ese encaje sutil
labrado por alternos
de sol y luna, rayos,
que es el pecho del aire.
Hay que soñar despacio:
nuestros sueños deciden
como si fueran pasos;
y detrás de ellos quedan
sus huellas, tan marcadas,
que el alma se estremece
al ver cómo ha llenado
la tierra de intenciones
que podrían ser tumbas
de nuestro gran intento.

Soñar casi en puntillas
porque la resonancia
de un sueño, o de un pie duro
en un suelo tan tierno
podría derribar
las fabulosas torres
de alguna Babilonia.

Hay que afinar los dedos:
hoy todo es de cristal
en cuanto lo cogemos.
Y una mano en la nuestra
quizá se vuelva polvo
antes de lo debido
si se la aprieta más
que a un recuerdo de carne.

Hay que parar las gotas
de la lluvia: al caer
en la tierra abrirían
hoyos como sepulcros;
porque el suelo es tan blando
que en él todo es entierro.
Parar, más todavía,
cuando estemos al borde
de algún lago de plata,
el afán de llorar
que su gran parecido
con un lago de plata
en nosotros provoca.

Sí, detener las lágrimas.
Si una lágrima cae
hoy con su peso inmenso
en un lago o en unos
ojos que nos querían
puede llegar tan hondo
que destruya los pájaros
del cielo más amado,
y, haciendo llover plumas,
llene toda la tierra
de fracasos de ala.
No hay que apartar la vista
de los juncos de azogue
donde el calor se mide.
Si el ardor sube mucho
en pechos o en termómetros,
puede arruinar la tierna
cosecha que prometen
tantas letras sembradas
en las cartas urgentes.

Vigilar, sobre todo,
a ella, a la aterradora
fuerza y beldad del mundo:
amor, amor, amor.
Esa que es grito y salto,
profesora de excesos,
modelo de arrebatos,
desatada bacante
que lleva el pelo suelto
para inquietar los aires,
esa
envidia de torrentes,
ejemplo de huracanes,
la favorita hija
de los dioses extremos
-amor, amor, amor-que
con su delirante
abrazo hace crujir
por detrás de la carne
que se deja estrechar
lo que más se resiste
en este cuerpo humano,
a ternura y a beso:
el destino final
del hombre: el esqueleto.
Amor, amor, amor.
¿Porque quién ha sabido
nunca, si hace o deshace?
¿Y si, cuando nos arde
es que nos alza a llama,
o nos quiere cenizas?
Por eso, el mundo, hoy débil,
le teme más que a nadie.
Y hay que dar el aviso
a todos los amantes
de que la vida está
al borde de romperse
si se siguen besando
como antes se besaban.

125.001 ejemplares: NADIE, NUNCA, ME ALCANZARÁ, SOY LA POESÍA


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


¡Que se apaguen las lumbres,
que se paren los labios,
que las voces no digan
ya más: "Te quiero"! ¡Que
un gran silencio reine,
una quietud redonda,
y se evite el desastre
que unos labios buscándose
traerían a esta suma
de aciertos que es la tierra!
Que apenas la mirada,
lo que hay más inocente
en el cuerpo del hombre,
se quede conservándole
al amor su futuro,
en esa leve estrella
que los ojos albergan
y que por ser tan pura
no puede romper nada.

Tan débil está el mundo
-cendales o cristales-que
hay que moverse en él
como en las ilusiones,
donde un amor se puede
morir si hacemos ruido.
Sólo
una trémula espera,
un respirar secreto,
una fe sin señales,
van a poder salvar
hoy,
la gran fragilidad
de este mundo.

Y la nuestra.

PEDRO SALINAS
España, 1891

FINALISTAS
3ºconvocatoria
PREMIO PABLO MENASSA DE LUCIA

 Poesía

- ME ACOSA UNA PASIÓN...
Marion Star 2001

- SUEÑOS DE LA PRISIÓN
Denise Luk

- PATRIA DE PÁJAROS
Nocturno

- DESDE EL UMBRAL
El fulgor

 Psicoanálisis

- PSICOANÁLISIS Y MEDICINA

- HISTERIA -HISTORIA DE UN AMOR-

NOTAS DE DIRECCIÓN

CUMPLIR 61 AÑOS
CUANDO ESTALLA LA GUERRA

Hoy escuché a mi mundo,
el mundo donde vivo,
clamando por la guerra,
por la guerra total.
A matar, a matar,
gritaban los periódicos.
A matar, a matar,
decían por televisión.
A vengar nuestros muertos,
vociferaba el pueblo.
A matar, a matar,
a los enemigos, de cualquier ciudad.
Iremos por el aire;
iremos por el mar
y por la tierra iremos
escuchen el compás:
Vi morir una madre
de frío en la vereda,
esperando a su hijo
que nunca volverá.
Y una mujer moría
clavada en una espada,
que su amante muy joven
no supo manejar.
Y vi morir reptiles
atados a sí mismos
y vi morir el canto
en la voz del cantor.
Y mi madre moría
quemada por el fuego,
cual bruja o hechicera
del tiempo del terror.
La guerra se ha extendido
por mi mundo y el mundo.
Al aire libre no vivirá
ningún poema.
Al aire libre no habrá
ningún amor.
En las trincheras se hablará
de la muerte
y por las noches se soñará
el horror.
Al alba, el miedo
vivirá en la palabra.
En los pechos maternos
se escuchará el fragor.
En el colegio, el niño
aprenderá a matar.
A cuidarse del compañero niño,
del maestro.
A cuidarse del cielo en su conjunto,


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


hasta del alma.
A cuidarse del viento huracanado
y de la brisa.
Del volcán poderoso que vomita
fuego y basura
y la pequeña colina perfumada
florecida y abierta.
En cualquier pequeño lugar
de cualquier Patria,
aunque sea la nuestra,
oscurece, se pliega la montaña,
se hace invisible el agresor.
En plena oscuridad
ya no se sabe:
¿quién es el asesino?
¿quién tiene que morir?
En semejante oscuridad,
que produce la guerra,
ya no se sabe
dónde está la amada,
ya nadie sabe
dónde anida el traidor.
Por eso nos miramos
los unos a los otros,
presintiendo un culpable
en cada humanidad.
Nos persigue el delirio
de una guerra sin fin.
El Capitán herido
gritaba a las estrellas:
Habrá guerra, habrá guerra
y todos morirán.
Cristianos, musulmanes,
ricos y pobres,
todo el mundo muriendo
por un poco de paz.
Todo el mundo muriendo
de una vieja moral:
La guerra es necesaria
aunque sea fatal.
Nada de nada,
no puedo escribir nada.
Todo el mundo está en guerra
y el poema está quieto,
detenido
como un preso de guerra,
en silencio
como en la esclavitud,
caído de dolor
cual torre muerta.

MIGUEL OSCAR MENASSA

RAÚL GUSTAVO AGUIRRE 
Argentina, 1927


PARA VIVIR

Para vivir,
yo busqué un sitio oscuro.
Para vivir.

Para vivir,
practiqué el mimetismo.
Para vivir.

Me compuse mil caras,
mil caras inocentes,
mil caras complacientes.
Para vivir.

Mil caras diferentes,
mi amor, mi buen amor,
mi amor que sólo tienes
la cara del amor.

Yo cavaba la tierra,
callaba, me escondía,
borré todas mis huellas,
me deshice de todo,
mi amor, para vivir.

Para vivir,
yo busqué un sitio puro.
Para vivir.

Para vivir
sólo había este abismo,
mi amor, para vivir.

 

EN EL BORDE

Mi corazón avanza sin miedo por una esencial contradicción. Mi corazón alegre y aterrado, que baila con la flauta del mentiroso y se detiene ante una piedra desconocida.

Yo siembro en el campo de tu inmensidad. Oh insólita a quien la noche sorprende, como yo, lejos del reino de la noche.

Yo no estoy en el camino de los que detonan el universo y los que se deshacen por su cuenta, yo no quiero elegir entre los acuarios y el Mar Muerto.

¿Acaso no puedes, todavía y siempre, compartir este verano, en medio de los árboles gigantes, hecho por nosotros y hecho para nosotros, que todo le debe al dolor y nada debe al dolor, y en el que moriremos sin protocolos inútiles?

¡Todo un anillo de terror, como un incendio, en medio de la claridad que abrimos, trémulos privilegiados, para perdernos más intensamente!

El viejo cuyo rostro es apenas visible, a quien espera la mañana.

La niña de simples movimientos que salta de eternidad en eternidad, bajo las amenazas del litio. Estos son mis cimientos.

Aquello de que huyes es el poema. Aquello que te detiene y te espanta, es el poema. Él quiere pasar por aquí, eso es todo.

Desasosiego: tu sosías escapa, en tanto tú te paralizas. La rosa desgarrada en la noche del monstruo. Y las estrellas brillantes.

Rostro fugaz en la tormenta, tu ausencia yo ya la conocía, tu ausencia, el viejo abismo tenebroso. Buena suerte, rostro perdido en la tormenta.

Cuando yo cierre los ojos, mi amor, los abrirás al otro lado del tiempo.

En suma, yo tengo una patria, leve posesión. Una patria oprimida por la ingratitud y el olvido, la dimisión y la negligencia.

Cuando me sueltan, yo vuelvo allí, yo amo.

Abre, Sésamo, la puerta de mi casa. Allí, donde reina la lámpara del hombre, yo ceso y recupero lo esencial. Yo soy el grillo que ha saltado a la noche.

La soledad comienza donde los otros, el miedo en la mirada, se terminan. Vuelves a tu peña junto al mar, que la tormenta visita y los espectros prefieren. ¿Cuántos rostros borrados hoy, apenas comenzadas las ceremonias del alba? ¡Ah, el encuentro es difícil cuando todas las cartas están sobre la mesa! ¿Pero a quién hablas, sino al amor, magnolia lúcida que de todo te olvidas?

En mi campo de honor yo siembro. En mi campo de tinieblas me maravillo.

Aprende de los niños, esos desterrados de la noche, que en su noche más vasta se abandonan y vuelven como rayos a la realidad.


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


JACQUES PRÉVERT 
Francia, 1900


BÁRBARA

Acuérdate Bárbara
Llovía sin cesar sobre Brest aquel día
Y caminabas sonriente
Abierta radiante empapada
Bajo la lluvia
Acuérdate Bárbara
Llovía sin cesar sobre Brest
Y me crucé contigo calle de Siam
Sonreías
Y yo sonreía también
Acuérdate Bárbara
Tú a quien no conocía
Tú que no me conocías
Acuérdate
Acuérdate sin embargo de aquel día
No olvides
Un hombre se cobijaba en un portal
Y gritó tu nombre
Bárbara
Y corriste a su encuentro bajo la lluvia
Empapada radiante abierta
Y te echaste en sus brazos
Acuérdate de eso Bárbara
Y no te enfades si te tuteo
Tuteo a todos los que amo
Aunque sólo les haya visto una vez
Tuteo a todos los que se aman
Aunque no les conozca
Acuérdate Bárbara
No te olvides
Esta lluvia quieta y feliz
Sobre tu rostro feliz
Sobre esta ciudad feliz
Esta lluvia sobre el mar
Sobre los astilleros
Sobre el barco de Ouessant
Oh Bárbara
Qué putada la guerra
Qué será de ti ahora
Bajo esa lluvia de hierro
De fuego de acero de sangre
Y aquel que te abrazaba
Amorosamente
¿Ha muerto? ¿Ha desaparecido? ¿O aún está vivo?
Oh Bárbara
Llueve sin cesar sobre Brest
Como llovía antes
Pero ya no es lo mismo y todo está estropeado
Es una lluvia de duelo terrible y desolada
No es ni siquiera la tormenta
De hierro de acero de sangre
Sencillamente nubes
Que revientan como perros
Perros que desaparecen
Con el agua sobre Brest
Y van a pudrirse lejos
Lejos muy lejos de Brest
De la cual no queda nada.

MUJERES ESCRITORAS

Obra original de
MIGUEL OSCAR MENASSA

Adaptada y dirigida por
ANTONIA SAN JUAN

ESTRENO 7 DE NOVIEMBRE

TEATRO ALFIL

En el próximo número les ofreceremos
un amplio reportaje

OLIVERIO GIRONDO 
Argentina, 1891


ESPANTAPÁJAROS

23

Se podrá discutir mi erudición ornitológica y la eficacia de mis aperturas de ajedrez. Nunca faltará algún zopenco que niegue la exactitud astronómica de mis horóscopos ¡pero eso sí! a nadie se le ocurrirá dudar, ni un solo instante, de mi perfecta, de mi absoluta solidaridad.

¿Una colonia de microbios se aloja en los pulmones de una señorita? Solidario de los microbios, de los pulmones y de la señorita.

¿A un estudiante se le ocurre esperar el tranvía adentro del ropero de una mujer casada? Solidario del ropero, de la mujer casada, del tranvía, del estudiante y de la espera.

A todas horas de la noche, en las fiestas patrias, en el aniversario del descubrimiento de América, dispuesto a solidarizarme con lo que sea, víctima de mi solidaridad.

Inútil, completamente inútil, que me resista. La solidaridad ya es un reflejo en mí, algo tan inconsciente como la dilatación de las pupilas. Si durante un centésimo de segundo consigo desolidarizarme de mi solidaridad, en el centésimo de segundo que lo sucede, sufro un verdadero vértigo de solidaridad.

Solidario de las olas sin velas... sin esperanza. Solidario del naufragio de las señoras ballenatos, de los tiburones vestidos de frac, que les devoran el vientre y la cartera. Solidario de las carteras, de los ballenatos y de los fraques.

Solidario de los sirvientes y de las ratas que circulan en el subsuelo, junto con los abortos y las flores marchitas.

Solidario de los automóviles, de los cadáveres descompuestos, de las comunicaciones telefónicas que se cortan al mismo tiempo que los collares de perlas y las sogas de los andamios.

Solidario de los esqueletos que crecen casi tanto como los expedientes; de los estómagos que ingieren toneladas de sardinas y de bicarbonato, mientras se van llenando los depósitos de agua y de objetos perdidos.

Solidario de los carteros, de las amas de cría, de los coroneles, de los pedicuros, de los contrabandistas.

Solidario por predestinación y por oficio. Solidario por atavismo, por convencionalismo. Solidario a perpetuidad. Solidario de los insolidarios y solidario de mi propia solidaridad.

CARILDA OLIVER LABRA 
Cuba, 1924


TE MANDO AHORA
A QUE LO OLVIDES
TODO

Te mando ahora a que lo olvides todo:
aquel seno de nata y de ternura,
aquel seno empinándose de un modo
que te pudo servir de tierra dura;
aquel muslo obediente pero fiero,
que venía de sierpes milenarias;
aquel muslo de carne y de me muero
convocado en las tardes solitarias;
aquel gesto al echarme en la locura;
aquel viaje al amor, de mi cintura;
aquel gusto en la piel a lirio extraño,
aquel nombre pequeño bajo el nombre,
aquel pecado de volverte un hombre
en el vicio feliz de hacerme daño.

GONZALO ROJAS 
Chile, 1917


LA PALABRA PLACER

La palabra placer, cómo corría larga y libre por tu cuerpo
            la palabra placer
cayendo del destello de tu nuca, fluyendo
blanquísima por lo vertiginoso oloroso de
tu espalda hasta lo nupcial de unas caderas
de cuyo arco pende el Mundo, cómo lo
músico vino a ser marmóreo en la
esplendidez de tus piernas si antes hubo
dos piernas amorosas así considerando
claro el encantamiento de los tobillos que son
goznes que son aire que son
partícipes de los pies de Isadora
Duncan la que bailó en la playa
abierta para Serguei
Iesénin, cómo
eras eso y más para mí, la
danza, la contradanza, el gozo
de olerte ahí tendida recostada en tu ámbar contra
el espejo súbito de la Especie cuando te vi
de golpe, ¡con lo lascivo
de mis dedos te vi! la
arruga errónea, por decirlo, trizada en
lo simultáneo de la serpiente palpándote
áspera del otro lado otra
pero tú misma en
la inmediatez de la sábana, anfibia
ahora, vieja
vejez de los párpados abajo, pescado
sin océano ni
nada que nadar, contradicción
siamesa de la figura
de las hermosas desde el
paraíso, sin
nariz entonces rectilínea ni pétalo
por rostro, pordioseros los pezones, más
y más pedregosas las rodillas, las costillas:
                                - ¿Y el parto, Amor, el
tisú epitelial del parto?

De él somos, del
mísero dos partido
en dos somos, del
báratro, corrupción
y lozanía y
clítoris y éxtasis, ángeles
y muslos convulsos: todavía
anda suelto todo, ¿qué
nos iban a enfriar por eso los tigres
desbocados de anoche? Placer
y más placer. Olfato, lo
primero el olfato de la hermosura, alta
y esbelta rosa de sangre a cuya vertiente vine, no
importa el aceite de la locura:
- Vuélvete, paloma,
que el ciervo vulnerado
por el otero asoma


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


GIOCCONDA BELLI 
Nicaragua, 1948


EMBESTIDA
A MI HOMBRO
IZQUIERDO

Se van tus manos sobre mi mirada
la sostienes, la sueltas.
Embistes mi hombro izquierdo,
lo sitias desde el cuello,
lo asaltas con las flechas de tu boca.
Embistes mi hombro izquierdo
feroz y dulcemente a dentelladas.
con su modo redondo
de hacer pasar el tiempo entre los besos
y somos dos volutas de humo
flotando en el espacio
llenándolo con chasquidos y murmullos
o suavemente quedándonos callados
para explorar el secreto profundo de los poros
para penetrarlos en un afán de invasión
de descorrer la piel
y encontrar nuestros ojos
mirándonos desde la interioridad de la sangre.
Hablamos un lenguaje de jeroglíficos
y me vas descifrando sin más instrumentos
que la ternura lenta de tus manos,
desenredándome sin esfuerzo,
alisándome como una sábana recién planchada,
mientras yo te voy dando mi universo;
todos los meteoritos y las lunas
que han venido gravitando en la órbita de mis sueños,
mis dedos llenos del deseo de tocar las estrellas
los soles que habitan en mi cuerpo.
Una mansa sonrisa empieza a subirme por los tobillos,
se va riendo en mis rodillas
sube recorriendo mi corteza de árbol
llenándome de capullos reventados de gozo transparente.
El aire que sale de mis pulmones va risueño
a vivir en el viento de la noche
mientras de nuevo embistes mi hombro izquierdo,
feroz
y dulcemente
a dentelladas.


SEMINARIO
SIMUND FREUD 

IMPARTIDO POR
MIGUEL OSCAR MENASSA

 DIRECTOR DE LA ESCUELA DE PSICOANÁLISIS Y POESÍA 
GRUPO CERO

MIÉRCOLES A LAS 19:00 H

Matrícula: 20.000 ptas. [120 Euros]
y 25.000 ptas. [150 Euros]
al mes durante 12 meses

FECHA DE COMIENZO: 
14 DE NOVIEMBRE 2001

 INFORMACIÓN:
91 542 33 49

 

VICENTE ALEIXANDRE 
España, 1898


LA FRONTERA

Si miro tus ojos,
si acerco a tus ojos los míos,
¡oh, cómo leo en ellos retratado todo el pensamiento de mi
[soledad!
Ah, mi desconocida amante a quien día a día estrecho en los
[brazos.
Cuán delicadamente beso despacio, despacísimo,
secretamente
[en tu piel
la delicada frontera que de mí te separa.
Piel preciosa, tibia, presentemente dulce, invisiblemente
[cerrada
que tiene la contextura suave, el color, la entrega de la fina
[magnolia.
Su mismo perfume, que parece decir: "Tuya soy, heme
[entregada al ser que adoro
como una hoja leve, apenas resistente, toda aroma bajo sus
[labios frescos".
Pero no. Yo la beso, a tu piel, finísima, sutil, casi irreal bajo el
[rozar de mi boca,
y te siento del otro lado, inasible, imposible, rehusada,
detrás de tu frontera preciosa, de tu mágica piel inviolable,
separada de mí por tu superficie delicada, por tu severa
[magnolia
cuerpo encerrado débilmente en perfume
que me enloque de distancia y que, envuelto rigurosamente,
[como una diosa de mí te aparta, bajo mis labios mortales.
Déjame entonces con mi beso recorrer la secreta cárcel de mi
[vivir,
piel pálida y olorosa, carnalidad de flor, ramo o perfume,
suave carnación que delicadamente te niega,
mientras cierro los ojos, en la tarde extinguiéndose,
ebrio de tus aromas remotos, inalcanzables,
dueño de ese pétalo entero que tu esencia me niega.

MANUEL ALTOLAGUIRRE 
España, 1906


AMOR OSCURO

Si para ti fui sombra
cuando cubrí tu cuerpo,
si cuando te besaba
mis ojos eran ciegos,
sigamos siendo noche,
como la noche inmensos,
con nuestro amor oscuro,
sin límites, eterno...
Porque a la luz del día
nuestro amor es pequeño.

LAS 2001 NOCHES

También
en INTERNET
TODOS LOS NÚMEROS
www.las2001noches.com


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


DÁMASO ALONSO 
España, 1898


AMOR

¡Primavera feroz! Va mi ternura
por las más hondas venas derramada,
fresco hontanar, y furia desvelada,
que a extenuante pasmo se apresura.

¡Oh qué acezar, qué hervir, oh, qué premura
de hallar, en la colina clausurada,
la llaga roja de la cueva helada,
y su cura más dulce, en la locura!

¡Monstruo fugaz, espanto de mi vida,
rayo sin luz, oh, tú, mi primavera,
mi alimaña feroz, mi arcángel fuerte!

¿Hacia qué hondón sombrío me convida,
desplegada y astral, tu cabellera?
¡Amor, amor, principio de la muerte!

ORACIÓN
POR LA BELLEZA
DE UNA MUCHACHA

Tú le diste esa ardiente simetría
de los labios, con brasa de tu hondura,
y en dos enormes cauces de negrura,
simas de infinitud, luz de tu día;

esos bultos de nieve, que bullía
al soliviar del lino la tersura,
y, prodigios de exacta arquitectura,
dos columnas que cantan tu armonía.

¡Ay, tú, Señor, le diste esa ladera
que en un álabe dulce se derrama,
miel secreta en el humo entredorado!

¿A qué tu poderosa mano espera?
Mortal belleza eternidad reclama.
¡Dale la eternidad que le has negado!

FRANCISCO DE QUEVEDO 
España, 1580


AMANTE, 
AGRADECIDO 
A LAS LISONJAS MENTIROSAS 
DE UN SUEÑO

¡Ay, Floralba! Soñé que te... ¿Dirélo?
Sí, pues que sueño fue: que te gozaba;
¿y quién sino un amante que soñaba
juntara tanto infierno a tanto cielo?

Mis llamas con tu nieve y con tu yelo,
cual suele opuestas flechas de su aljaba,
mezclaba Amor, y honesto las mezclaba,
como mi adoración en su desvelo.

Y dije: "Quiera Amor, quiera mi suerte,
que nunca duerma yo si estoy despierto,
y que si duermo, que jamás despierte."

Mas desperté del dulce desconcierto
y vi que estuve vivo con la muerte,
y vi que con la vida estaba muerto.

CARMEN CONDE
España, 1907


OFRECIMIENTO

Acércate.
Junto a la noche te espero.

Nádame.
Fuentes profundas y frías
avivan mi corriente.

Mira qué puras son mis charcas.
¡Qué gozo el de mi yelo!

HALLAZGO

Desnuda y adherida a tu desnudez.
Mis pechos como hielos recién cortados,
en el agua plana de tu pecho.
Mis hombros abiertos bajo tus hombros.
Y tú, flotante en mi desnudez.

Alzaré los brazos y sostendré tu aire.
Podrás desceñir mi sueño
porque el cielo descansará en mi frente.
Afluentes de tus ríos serán mis ríos.
Navegaremos juntos, tú serás mi vela
y yo te llevaré por mares escondidos.

¡Qué suprema efusión de geografías!
Tus manos sobre mis manos.
Tus ojos, aves de mi árbol,
en la yerba de mi cabeza.


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


JOSÉ GERARDO MANRIQUE DE LARA 
España, 1929


DESNUDA APENAS

Te desnudaste relativamente
porque temblaba el halo de la duda
sobre tu piel de nieve transparente,
desnuda de mi amor, de mí desnuda.

Te reclinabas sobre la corriente
de este río que soy aunque no acuda
la cita del mar con mi torrente.
Y dejaste de hablar. Quedaste muda

esperando sentirte traspasada
por un rayo inocente de alegría
que te hiciese de pronto una promesa.

Y por fin abordé tu carne amada
que se partió como se partiría
el tallo de una flor, quedando ilesa.

LA CÓPULA

Fue como navegar un lento río
derramar mi vida en tus riberas
llegar a tu playa en mi navío
dormir a tu sombra entre palmeras.
Fue despeñar mi pena en el vacío
para desembocar en tus caderas
varar suavemente en tu bajío
entre espumas y holandas marineras.
Nunca hubiera salido de tu vida
ni jamás desertado de tu seno
pues feliz en tu sangre navegaba,
mas vi en tu cuerpo una paloma herida
un hombre aniquilado en el veneno
en el instante en que la dicha acaba.

CARLOS MURCIANO 
España, 1931


MOMENTO

Salta el botón, y la seda
de la blusa se desliza
sobre tus hombros. Ceniza
es el momento. No queda
ni un pájaro en la alameda
y el poniente ha dicho adiós.
Sueltas tu falda. Los dos
temblamos. Pálido y mudo,
veo nacer tu desnudo
bajo el asombro de Dios.

 

1 cuadro a la semana
1 dibujo por día
www.momgallery.com

RAFAEL MONTESINOS 
España, 1920


SONETO DE ADÁN Y EVA

Eva miró despacio al Paraíso,
a los labios de Adán, a sus preguntas,
al cielo, donde ya volaban juntas
de dos en dos las aves. Eva quiso

preguntarse en su carne el impreciso
primer ardor, y halló sus manos juntas
con las de Adán, y juntas las preguntas
también, boca con boca, de improviso.

Cantaba la naciente primavera,
madrugadoramente muy temprana,
en la sangre de Adán por vez primera.

Ascendía gloriosa la mañana,
y la inmortalidad del hombre era
un gusano royendo una manzana.

JORGE GUILLÉN 
España, 1893


SUSANA Y LOS VIEJOS

Furtivos, silenciosos, tensos, avizorantes,
Se deslizan, escrutan y apartando la rama
Alargan sus miradas hasta el lugar del drama:
El choque de un desnudo con los sueños de antes.

A solas y soñando ya han sido los amantes
Posibles, inminentes, en visión, de la dama.
Tal desnudez real ahora los inflama
Que los viejos se asoman, tímidos estudiantes.

¿Son viejos? Eso cuentan. Es cómputo oficial.
En su carne se sienten, se afirman juveniles
Porque lo son. Susana surge ante su deseo,

Que conserva un impulso cándido de caudal.
Otoños hay con cimas y ráfagas de abriles.
-Ah, Susana.- ¡Qué horror! -Perdóname. ¡Te veo!


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


FEDERICO GARCÍA LORCA 
España, 1898


GACELA DEL AMOR
IMPREVISTO

Nadie comprendía el perfume
de la oscura magnolia de tu vientre.
Nadie sabía que martirizabas
un colibrí de amor entre los dientes.

Mil caballitos persas se dormían
en la plaza con luna de tu frente,
mientras que yo enlazaba cuatro noches
tu cintura, enemiga de la nieve.

Entre yeso y jazmines, tu mirada
era un pálido ramo de simientes.
Yo busqué, para darte, por mi pecho
las letras de marfil que dicen siempre,

siempre, siempre: jardín de mi agonía,
tu cuerpo fugitivo para siempre,
la sangre de tus venas en mi boca,
tu boca ya sin luz para mi muerte.

CASIDA
DE LA MUJER TENDIDA

Verte desnuda es recordar la tierra.
La tierra lisa, limpia de caballos.
La tierra sin un junco, forma pura
cerrada al porvenir: confín de plata.

Verte desnuda es comprender el ansia
de la lluvia que busca débil talle,
o la fiebre del mar de inmenso rostro
sin encontrar la luz de su mejilla.

La sangre sonará por las alcobas
y vendrá con espada fulgurante,
pero tú no sabrás dónde se ocultan
el corazón de sapo o la violeta.

Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno,
bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.

RAMÓN DE GARCIASOL 
España, 1913


ARENGA A LAS ROSAS
Y A LOS HOMBRES

Rosas, creced, pujad, multiplicaos
hasta invadir las cajas de caudales,
hasta impedir las ametralladoras,
hasta sembrar la pólvora y el hierro
de luz y primavera,
hasta ocupar el odio y las entrañas
de obuses, bombas, balas y morteros.

¡Creced, rosas, creced! ¡Pujad sin tregua!
Llenad los ojos de los tocineros,
floreced los cerebros belicosos,
corroed de esperanza a los podridos,
iluminad la mente de las bestias
que se alimentan de oro, y sangre, y lágrimas;
que son capaces de matar la vida
porque palpita y brilla en nuestras manos.

Árboles, aguas, pájaros, frutales,
mieses, vides, obreros, plantas, madres,
óleos, músicas, máquinas, ideas,
vamos a proclamar la resistencia
de amor contra la guerra.
Están sembrando el aire de temores
para amargarnos la alegría,
para que nos matemos tú y yo, hermano,
ahora que ya maduran los dolores, y el sentido
va a revelarse al mundo.
                                    Trabajad
de espaldas al temor. Abrid los ojos,
rosas, hombres, al bien y a la belleza.

¡Creced! ¡Cantad! La vida es nuestra;
La tierra es nuestra, y nuestro es el futuro.
Trabajos, pensamientos, esperanzas,
vuestros y nuestros, rosas, hombres.
Nosotros encendemos las estrellas
y traemos el día, y por nosotros
se hará la paz.

Estamos en peligro, rosas, hombres,
perfume, sol, materia, inteligencia,
ciencia, fe, muerte, piedra, gracia, Dios.
¡Ahoguemos a los bárbaros en luces!
¡Avanzad, rosas, hombres! ¡Ocupad el mundo!


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


Las 2001 Noches

ES UNA REVISTA Y TAMBIÉN UN CICLO POÉTICO–MUSICAL
Todos los martes a las 20,30 h. en el

Bar Celta

de Buenos Aires 
(
Sarmiento y Rodríguez Peña)
Último martes de cada mes se presenta
Las 2001 Noches

BUENOS AIRES

ESCUELA DE POESÍA GRUPO CERO
TALLER DE POESÍA
PARA JÓVENES

Coordina: Norma Menassa

ABIERTO TODO EL AÑO

Lunes 19:00 horas
Arancel: $ 20

Informes: Maipú, 459 - 1 er piso
Teléfonos: 4328-0614/0710 (De 10 a 19 hs.)
grupocero@sinectis.com.ar

INDIO GRIS

Revista semanal en INTERNET

POESÍA, CARTAS DE AMOR, PSICOANÁLISIS, EROTISMO, POLÍTICA O BASURA, CARTAS AL DIRECTOR

No sabemos hablar pero lo hacemos en varios idiomas:

CASTELLANO, FRANCÉS, INGLÉS, ALEMÁN, ÁRABE, PORTUGUÉS, ITALIANO, CATALÁN.

TODOS LOS JUEVES
www.elindiogris.com

EL CORTOMETRAJE "VERSIÓN ORIGINAL"
PRODUCIDO POR
13 FILMS Y MIGUEL OSCAR MENASSA
PROTAGONIZADO POR
ANTONIA SAN JUAN Y LUIS MIGUEL SEGUÍ
Y DIRIGIDO POR
ANTONIA SAN JUAN
(GUIÓN: LUIS MIGUEL SEGUÍ)
HA OBTENIDO LOS SIGUIENTES PREMIOS:

- Mención especial del jurado en el Festival
Internacional de Huesca, 29ª edición:

* Premio a la mejor actriz
* Premio al mejor actor

- Primer Festival Internacional de Torrelodones
"Torre virtual":

* Premio al mejor actor

- Festival Internacional de Cine de Benicasim:

* Premio al mejor guión
* Premio del público

- Premio Majuelo del Segundo Festival de cortos de Almuñécar

* Premio al mejor actor

Y HA SIDO NOMINADO PARA:

- The Film Festival of New York. The Society of Lincoln Center.

- Aguilar de Campoo.
- Astorga (León).
- Granada.

Y QUEDA EL AÑO 2002

ASOCIACIÓN PABLO MENASSA DE LUCIA AULA DE POESÍA Y PSICOANÁLISIS

Soy lo que vuela
encadenadme y seré lo encadenado que vuela
matadme y seré lo encadenado, muerto, que

www.aulapablomenassa.com

LA ASOCIACIÓN PABLO MENASSA DE LUCIA
TAMBIÉN TIENE SU COLUMNA

Durante el mes de septiembre la Asociación estuvo literalmente volcada en la lectura de los 135 libros recibidos en la tercera convocatoria de los Premios Pablo Menassa de Lucia tanto en la modalidad de Poesía como en la de Psicoanálisis.

Desde aquí, y recordando que el objetivo prioritario del Aula es la difusión de la cultura en cualquiera de sus manifestaciones, queremos rescatar la alta calidad de los libros recibidos, no en todos los casos, pero sí hemos comprobado y así queremos dejar constancia del nivel de los trabajos presentados para el concurso, señal inequívoca del interés que despierta el premio.

La lectura y la escritura son columnas deseantes en la vida cotidiana de cualquier sujeto, máxime en momentos difíciles, como los que el mes de septiembre trajo al mundo. La poesía es un arma cargada de futuro.

Continuando con el homenaje a Jacques Lacan en el 2001, la Asociación y la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero, impartió en septiembre "Clínica de la Histeria", conferencia a cargo del Doctor Carlos Fernández que durante la mañana del sábado 29 mostró la importancia de los historiales clínicos de la histeria, como un lugar significante en la historia del psicoanálisis.

La Asociación muestra la vigencia de la obra de Jacques Lacan a los 20 años de su desaparición. Una de las voces más importantes en el pensamiento contemporáneo en general y el psicoanálisis en particular, fundamental en toda formación psicoanalítica, filosófica, científica o artística.

En el mes de Octubre comenzarán los Seminarios centrales de la Escuela (temporada 2001-2002) que en esta ocasión también se pueden cursar de forma gratuita, gracias a la campaña que la Escuela realiza, tras los 20 años de su fundación en Madrid. Inscripción social del Psicoanálisis que con el epígrafe de PSICOANÁLISIS PARA TODOS permite estudiar la obra de autores tan importantes como Freud, Lacan, Hegel, Marx, Heidegger.

Estudiar psicoanálisis es también aprender a vivir, por ello la Asociación colabora en la difusión de esa nueva temporada de la Escuela.

En el mes de Noviembre se harán públicos los nombres de los ganadores en la tercera convocatoria del Premio Pablo Menassa de Lucia, os adelantamos los títulos de las obras finalistas. Felicitaciones anticipadas a los seleccionados y el resto a seguir trabajando.

LA EDITORIAL GRUPO CERO 
TE INVITA

A LA PRESENTACIÓN
DEL LIBRO
  "IGUAL QUE GUANTES GRISES "

de Leopoldo de Luis,
Premio Nacional de Literatura 1979

JUEVES, 25 DE OCTUBRE 
A LAS 19 H.

c/Princesa, 17 - 3º izda.
28008 Madrid

Teléfono:
91 542 33 49


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


A ESCRIBIR A ESCRIBIR
QUE LA VIDA SE VA

MIGUEL OSCAR MENASSA
Buenos Aires (Argentina), 1940


CUANDO ELLA PONÍA SUS GRITOS EN EL CIELO

Cuando ella ponía sus gritos en el cielo,
yo la contemplaba como si morir fuera poco
y tratando de imitar sus aullidos de amor,
le gritaba en el cuello: soy tu hombre.

Cuando ella volvía del cielo en llamaradas,
yo la contemplaba como si vivir fuera todo.
Y el fuego de sus ojos anidaba en mi sangre,
su ardiente fe, despedazada en mis ardores.

Después, diluídos sus gritos, ojos cerrados,
entrábamos en la vasta zona del silencio.
Un cigarrillo o dos, alguna palabra distraída.

Después, aún, agotadas la comida y el agua,
agotados los suspiros, los fuegos, los ojos,

nos corríamos, vivos y muertos, hasta el amor.

LLEGUÉ
EN PLENO INVIERNO

Llegué en pleno invierno y entre tus piernas
acurrucado tiernamente entrecerré mis ojos,
nunca hubo completa oscuridad ni lamentos.

Al principio me alumbraba el olor de la luz,
tus carnes hacían fuego de cada amanecer,
tus pechos encendidos, cánticos de la guerra,
crujían como maderos en profunda, alta mar.

Todo fuego era luz, tus ojos contra el tiempo.
Intenté rasgar con mis palabras más bellas
tu terquedad marítima, tus torrentes de luz,
intenté introducirme en tu belleza anfibia.

Y no es que no lo hallamos conseguido nunca,
después de tanta llama, tanto volcán perdido,
la luz, perfecta entre tus piernas, no dejaba señal.

Abierto, yo estaba abierto y te lo decía.
Sin precaución, sin extremos cuidados
te hablaba de mi ser, abierto naturalmente
como se habla del cielo o de la espuma.

Esas tardes de mares, de completos océanos
donde las grandes olas no hacían otra cosa
que estrellarse blandamente, caer sin fuerzas,
enamoradas, frente al vacío abierto de mi voz.

Un día, caprichosa, te arrojaste en mi interior
y tiraste del fondo de mi piel, empecinada,
para cerrar al mundo, el vértigo, mi belleza.

Te enloqueció mi manera de resistir, riendo,
jugando con las olas, alborozadas por mi amor.
Te dejamos toda la piel para seguir abiertos.

 

POESÍA ACTUAL

He vuelto de los más negros atardeceres
y he vuelto con las manos vacías, ciegas.
He dejado tirado al borde del camino
mi pequeño poeta enamorado del amor.

Me dieron unas monedas de oro y plata
y una pequeña soga de seda oriental
para ahorcarme feliz y arrepentido
al darme cuenta que el oro ya no brilla.

El camino donde perdí al cálido poeta
quedó clavado en el desierto del tiempo
en lo profundo de un instante de locura.

Cada palabra se transformó en una piedra
todo amor se conjugó en pasado remoto
toda luz fue noche, todo color, vacío.

EN EL INTENTO

En el intento de darte todas las horas
partí las horas en mil pedazos para darte más
abrí el corazón del tiempo y lo hice caricia
mueca de luz para tus ojos, mi pequeña agonía.

Caminé, como un poseído, todos los caminos
sin contar los pasos, sin soñar ningún sueño
porque todo era para provocar una sonrisa,
un tajo feliz sobre la cara sombría del amor.

Y tú a veces reías y contabas para mi bien
besos enormes que te daba mientras dormías
caricias embriagadas, torpe sudor insondable.

Y en tus frágiles sueños yo era un caminante,
alguien que no llegaría nunca a sitio alguno,
algún amante sin cuentas, un collar invisible.

MUJER

Mujer, vendimia azucarada,
centro en el amor por ti,
la residencia de mi canto.

Bajo los cielos, en silencio,
entre crepúsculos, mi cuerpo,
paloma salvaje
cruzando el espacio de tu voz.

Quiero verme, me decías,
salvajemente
atravesada por tu canto.

Y desde entonces no dejo de gozar,
primitivo, imposible,
salvaje entre tus piernas.

Poesía -Narrativa -Psicoanálisis

CONOZCA LA OBRA COMPLETA DEL
POETA Y PSICOANALISTA

MIGUEL OSCAR MENASSA

CON FOTOGRAFÍAS Y VÍDEOS
www.miguelmenassa.com


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com


SOCIOS DE HONOR EUROPA

Miguel Oscar Menassa (Madrid) 50.000 ptas.
Fernando Ámez Miña (Madrid) 40.000 ptas.
Lidia Andino (Madrid) 40.000 ptas.
José María Blasco (Barcelona) 40.000 ptas.
Ana Mª Barletta  (Barcelona) 40.000 ptas.
Stella Cino Nuñez (Madrid) 40.000 ptas.
María Chévez (Madrid) 40.000 ptas.
Norma Cirulli (Ibiza) 40.000 ptas.
Bibiana Degli Esposti (Madrid) 40.000 ptas.
Claire Deloupy  (Madrid) 40.000 ptas.
Amelia Díez Cuesta (Madrid) 40.000 ptas.
Paola Duchên (Madrid) 40.000 ptas.
Carlos Fernández del Ganso (Madrid) 40.000 ptas.
Emilio A. González (Madrid) 40.000 ptas.
Mónica Gorenberg (Zaragoza) 40.000 ptas.
Jaime Icho Kozak (Madrid) 40.000 ptas.
Pilar Iglesias (Madrid) 40.000 ptas.
Fermín Lejarza (Bilbao) 40.000 ptas.
Paula Malugani (Ibiza) 40.000 ptas.
Miguel Martínez Fondón (Madrid) 40.000 ptas.
Alejandra Menassa de Lucia (Madrid) 40.000 ptas.
Concepción Osorio (Madrid) 40.000 ptas.
Pilar Rojas (Madrid) 40.000 ptas.
Montse Rovira (Ibiza) 40.000 ptas.
Helena Trujillo (Málaga) 40.000 ptas.
Carmen Salamanca Gallego (Madrid) 40.000 ptas.
Olga de Lucia (Madrid) 20.000 ptas.
Alberto Garreta (Barcelona) 15.000 ptas.
Magdalena Salamanca (Madrid) 15.000 ptas.
Cruz González  (Madrid) 10.000 ptas.
Ruy Henríquez (Madrid) 10.000 ptas.
Kepa Ríos Alday 5.000 ptas.
Mº Carmen García Mateos (Salamanca) 3.000 ptas.
Pablo J. García Muñoz (Madrid) 3.000 ptas.
Ana Mercedes Albizuri Chévez (Madrid) 2.000 ptas.
Javier Albizuri Chévez (Madrid) 2.000 ptas.
Ramón Chévez (Madrid) 2.000 ptas.
Marina Alonso (Madrid) 2.000 ptas.
Sergio Aparicio (Madrid) 2.000 ptas.
Hernán Kozak (Madrid) 2.000 ptas.
Ichka León Deloupy (Madrid) 2.000 ptas.
Cloe León Deloupy (Madrid) 2.000 ptas.
Clémence Loonis (Madrid) 2.000 ptas.
Fabián Menassa de Lucia (Madrid)

     2.000 ptas.

Manuel Menassa de Lucia (Madrid) 2.000 ptas.
Eva Méndez Herránz  (Madrid) 2.000 ptas.
Javier Romero Nouvilas (Benidorm) 1.500 ptas.
Pilar Gacía Puerta (Madrid) 1.000 ptas.
Griselda Kozak Cino (Madrid) 1.000 ptas.
Mónica López Bordón  (Madrid) 1.000 ptas.
Ismael Rivera Navas  (Madrid) 1.000 ptas.
Daniel San Martín Duchên (Madrid) 1.000 ptas.
Luis Rodriguez Hernández (Madrid) 1.000 ptas.
Mónica Quintana González (Madrid) 1.000 ptas.
Víctor  Quintana González (Madrid) 1.000 ptas.

SOCIOS DE HONOR AMÉRICA

Miguel Oscar Menassa  (Buenos Aires) 500 us.
Mára Bellini (Brasil) 200 us.
Lucía Serrano (Buenos Aires) 200 us.
Inés Barrio (Buenos Aires) 200 us.
Lúcia Bins Ely  (Brasil) 200 us.
Ángela Cascini (Buenos Aires) 200 us.
Alejandra Madormo (Buenos Aires) 200 us.
Norma Menassa (Buenos Aires) 200 us.
Roberto Molero (Buenos Aires) 200 us.
Marcela Villavella (Buenos Aires) 200 us.
Rosalba Pelle (Buenos Aires) 20 us.
Cesira Cignoni (Buenos Aires) 20 us.
Patricia Bissi (Brasil) 20 us.
Renato Battistel (Brasil) 10 us.
Karina de Filipiss (Buenos Aires) 10 us.
Patricia di Pinto  (Buenos Aires) 10 us.
Augusto Passolini (Buenos Aires) 10 us.
Luciano Passolini (Buenos Aires) 10 us.
Renata Passolini (Buenos Aires) 10 us.
Marisa Wachtel (Buenos Aires) 10 us.
Cristina Müller Diel (Brasil) 10 us.
Carmem Sílvia Presotto (Brasil) 10 us.
Luis Madormo (Buenos Aires) 10 us.
Gerson Medeiros (Brasil) 10 us.
Eloísa Tschoepke (Brasil) 10 us.

LAS 2001 NOCHES

DIRECTOR:
Miguel Oscar Menassa.
SECRETARIA DE REDACCIÓN PARA EUROPA:
Carmen Salamanca Gallego.
PRINCESA, 17, 3.º Izda. 28008 MADRID (ESPAÑA).
Teléfono: 91 542 33 49 – Fax. 91 548 33 01

SECRETARIA DE REDACCIÓN PARA AMÉRICA:

Alejandra Madormo.
MAIPÚ, 459 - 1. er piso. 1006 BUENOS AIRES (ARGENTINA).
Teléfono y Fax: 4 328 06 14/07 10.

LAS 2001 NOCHES DIGITAL:
http://www.grupocero.org
MADRID: grupocero@grupocero.org
BUENOS AIRES: grupocero@sinectis.com.ar

PSICOANÁLISIS PARA TODOS
Temporada 2001-2002 

"20 años después de la Fundación de la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero en Madrid, estamos capacitados para mostrar cómo fue nuestra formación como Psicoanalistas y Poetas hasta el día de hoy y estamos en condiciones, los próximos 20 años, de ofrecerle a la Comunidad lo que fuimos capaces de construir para nosotros.

Un psicoanálisis al alcance de cualquier economía durante un año y los seminarios centrales de la Escuela, la obra de Sigmund Freud y la obra de Jacques Lacan, serán impartidos gratuitamente, una vez por semana durante tres años, por los psicoanalistas de la Escuela". Tomado de la Conferencia Inaugural del XII Congreso Internacional Grupo Cero "20 años de la fundación de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero" a cargo de Miguel Oscar Menassa.

SEMINARIOS
GRATUITOS

Fecha de comienzo: 15 de octubre

• SIGMUND FREUD
• JACQUES LACAN
• HEGEL – MARX – HEIDEGGER

GRATUITOS 
-PREVIA INSCRIPCIÓN

-Los seminarios serán impartidos por psicoanalistas de la Escuela

Madrid: c/Princesa, 17 - 3º izda. 
- Tel.:
91 542 33 49

ATENCIÓN CLÍNICA

España:

4 sesiones al mes: desde 8.000 ptas., 48 €

4 grupos al mes: 5.000 ptas., 30 €

La atención clínica estará a cargo de psicoanalistas de la Escuela.

c/Princesa, 17 - 3º izda. 
 Te l .:
91 542 33 49

grupocero@grupocero.org

Buenos Aires:

Maipú, 459 1er piso 
Tel .:
4328 0614/0710
Rodriguez Peña, 286 - 4º 
Tel .:
4371 8013

 

 


Grupo Cero Índice  / Otros Números
www.miguelmenassa.com